Cuidado de Plantas en Potes

Para mantener en buen estado las plantas en potes o en maceteros, se deben considerar varios factores que son imprescindibles.   Es importante tener presente que las plantas son seres vivos que requieren de los elementales ingredientes que proporcionan el sustento de la vida en nuestro mundo.

Los factores más importantes son:  Luz alimentación, Humedad y Temperatura.

LUZ Y ALIMENTACION: Estos dos factores van unidos, porque dependen uno del otro.  Las plantas producen su alimento gracias a la luz. Un proceso que se denomina fotosíntesis que se lleva a cabo en los tejidos de las hojas,  permite a las plantas disponer de los aminoácidos  necesarios para su manutención.  La luz acelera o disminuye el proceso de producción y distribución de los alimentos y de ella depende, en buena manera, la supervivencia de las plantas.

Cuando se someten las plantas a un proceso de aclimatación, para que sobrevivan a los ambientes de menos luz, dependiendo del espécimen que se trate, la intensidad de la luz deberá ser ajustada a los requerimientos mínimos que las plantas exigen.   Cada espécimen de planta tiene sus propias densidades de iluminación inherentes a su constitución fisiológica y por ello se deben consultar esos requerimientos antes de someter las plantas a un determinado ambiente de interiores.

Antes de adquirir una planta que va a utilizarse en interiores,  debe tenerse en cuenta que no existen las plantas de interiores en la naturaleza.   Una planta se convierte en planta de interiores cuando es aclimatada para  sobrevivir en los adversos ambientes que existen dentro de las residencias y edificios que el ser humano ha construido.    Este proceso de aclimatación no se puede llevar a cabo en todas las plantas;  existen solamente algunos especimenes que lo sobreviven.

El tigre verde,  pionero en la aclimatación de plantas en Panamá,  es la empresa más capacitada para proporcionarle las plantas que puedan conformar sus ambientes de interiores.  Tenga presente que todas las plantas de interiores deben ser reemplazadas periódicamente para mantener sus ambientes preciosos y acogedores.

HUMEDAD: Nuestras recomendaciones generales son que mantenga sus plantas relativamente húmedas y no encharcadas. Toque la tierra periódicamente y rieguela solamente si está casi seca.  Es importante que el agua de riego no quede estancada en la superficie de la tierra por mucho tiempo; si es así, revise su tierra y verifique que la misma permita un drenaje adecuado. El suelo en donde siembra sus plantas en potes o maceteros debe proveerle a las raíces una buena aireación y una retención de humedad  suficiente para que en las raíces pueda ocurrir osmosis.